Álvaro López, de 21 años, nos echa una mano como voluntario en el Comedor Social

El joven se sumó a Jesús Abandonado en Navidad y, desde entonces, acude cada miércoles a este centro

Con tal solo 21 años, Álvaro López Costa atesora una amplia experiencia en voluntariados. Una de las entidades con las que colabora es precisamente Jesús Abandonado, donde desarrolla sus labores en el Comedor Social. El joven se unió a la Fundación en la campaña de Navidad y, desde entonces, nos ayuda cada miércoles, echando una mano en el Comedor Social. “Nunca había pensado en hacer un voluntariado de este tipo; había hecho otros, pero no en el ámbito de la pobreza. Me impresionó, me llenó y, además, ha sido una motivación personal y social”, nos explica Álvaro. “Incluso me encuentro mejor conmigo mismo. Los miércoles, para mí, son sagrados”, añade.

-¿Qué labores has desempeñado desde que te sumaste a Jesús Abandonado?
-Servir agua, repartir pan, colocar la sal, limpiar mesas y sillas, ayudar a los usuarios a que se acomoden, servirles lo que necesiten… Las funciones son sencillas, pero le haces un mundo a la Fundación.

-¿Una anécdota que recuerdes?
-Tengo muchas, pero una en especial. Recuerdo un día que salí casi a las 9 menos cuarto. Una persona llegó después de la hora de cierre y la dejaron entrar para que pudiera cenar. El comedor estaba prácticamente vacío. Me llamó, me puse a hablar con él y me contó todo lo que estaba viviendo y cómo había sido su vida. Había cursado la titulación de Derecho, era abogado… Por circunstancias de la vida, estaba allí. Todo le iba perfecto, pero terminó viéndose en una situación en la que no se imaginaba que llegaría a estar. Su historia me sorprendió y me ganó el corazón en 30 segundos. Fue un punto de inflexión en mi experiencia en Jesús Abandonado.
-Este verano, repites, compaginando las vacaciones con el espíritu solidario.
-En julio y en parte de agosto, sí. Creo que se pueden disfrutar de las vacaciones y realizar el voluntariado. En Navidades y Fiestas de Primavera también lo hice. De hecho, después del Bando de la Huerta, el miércoles, fui al voluntariado. Hay que ser más fuerte que tu propia excusa.

Si tienes una duda o cualquier comentario, déjanos tu nombre y número de teléfono y nos pondremos en contacto contigo.

Fundación Patronato Jesús Abandonado de Murcia le informa que los datos de carácter personal que nos proporcione serán incorporados al sistema de tratamiento titularidad de esta entidad en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos). La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es para la que consta, así como para el envío de información relacionada con la Fundación Patronato Jesús Abandonado de Murcia. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. De acuerdo con los derechos que le confiere la normativa vigente en protección de datos podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos de carácter personal así como del consentimiento prestado para el tratamiento de los mismos, dirigiendo su petición escrita y firmada, acompañada de Documento de Identidad, dirigida a Fundación Patronato Jesús Abandonado de Murcia, Carretera de Santa Catalina 55, 30012 Murcia, o al correo electrónico director@jesusabandonado.org. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.