Marta Belando: “Cada día de voluntariado es un aprendizaje”

  • Ella es una de las compañeras que compaginarán este verano solidaridad y vacaciones, desarrollando sus labores como voluntaria en la Fundación

A partir del estallido de la guerra en Ucrania, Marta Belando Consuegra se sumó hace tres meses a nuestro equipo de Voluntariado. “Cuando pasa una catástrofe de esa índole —asegura la joven de 32 años— , el mundo entero se vuelca y saca su lado más solidario. Pero fui consciente de que, en general, solo tomamos acción en el momento en el que sucede… Y, ¿qué pasa después?”.

En sus trayectos diarios recorría a menudo las calles en las que se encuentra el Comedor Social de nuestra Fundación y fue entonces cuando algo hizo ‘click en ella: “la mayoría de las veces la vida siempre te pone delante el paso que tienes que dar, solo es cuestión de estar despierto”, nos cuenta. Marta es una de las compañeras que compaginarán este verano solidaridad y vacaciones, participando en la campaña de Voluntariado durante los próximos meses.

– ¿Qué aprendizaje ha supuesto para ti ser voluntaria?

-Cada día de voluntariado es un aprendizaje. Siempre te llevas algo a casa, tanto de los usuarios como de los compañeros, que hacen que ese día de tu vida merezca mucho más la pena.

– ¿Recuerdas algún momento especial que hayas vivido como voluntaria?

-Tengo muchos. Cada día recojo algo que me guardo para mí. En especial, guardo dos. Recuerdo estar en la zona de los bocadillos —en la que interrelacionas más con los usuarios— y referirme a una mujer con una palabra cariñosa. Ella me miró emocionada diciéndome que nadie se había referido antes así a ella, o al menos no lo recordaba. Sin duda, ese momento fue bonito para las dos. Otro que guardo con especial cariño es cuando un hombre que salía del comedor se despidió con un gesto de agradecimiento tocándose el corazón. Creo que ellos no saben lo mucho que te aportan.

– ¿Recomendarías esta experiencia?

-Sin duda, recomendaría que probasen cualquier tipo de voluntariado que se adaptase al momento y situación de cada persona. Está siendo una experiencia muy bonita para mí. Cada jueves —el día de mi turno— siempre es un motivo para tener una buena actitud ante la vida.

– ¿Consideras que la sociedad murciana es solidaria?

-Por lo general y culturalmente, la sociedad murciana está un tanto acomodada, pero el carácter mediterráneo y el clima nos otorga cercanía y predisposición cuando sabemos que alguien necesita nuestra ayuda. Todos mis compañeros que he ido conociendo en los diversos turnos son personas excepcionales. Sí que considero que faltan más jóvenes que sean conscientes del bien que pueden conseguir para los demás y para ellos mismos haciendo este tipo de voluntariados, y los animo a sumarse. 

– ¿En los próximos meses, compaginarás solidaridad con las vacaciones de verano?

-Claro que sí. Siempre hay tiempo para todo, si hay interés y responsabilidad. Se puede compaginar el voluntariado perfectamente con trabajo, viajes o cualquier contratiempo que pueda surgir. Es cuestión de encontrar un equilibrio y comprometerte.

– ¿Cómo de importante crees que es la labor que realiza Jesús Abandonado?

-Para mí, ellos cambian vidas. He visto cómo el día de una persona puede mejorar simplemente con la escucha activa de algún trabajador de la Fundación. Imagina a mayor escala. Cuidando a cada usuario, aportándoles las mejores condiciones que puedan necesitar en cada momento. Tratan a cada persona que entra en el centro con un respeto inmejorable. No solo intentan mejorar lo que puedan necesitar en el plano material, sino sobre todo en el emocional. Todos deberíamos tener por derecho, atendida y cuidada, la parte intangible de los sentimientos y emociones.

Si tienes una duda o cualquier comentario, déjanos tu nombre y número de teléfono y nos pondremos en contacto contigo.

Fundación Patronato Jesús Abandonado de Murcia le informa que los datos de carácter personal que nos proporcione serán incorporados al sistema de tratamiento titularidad de esta entidad en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y por el que se deroga la Directiva 95/46/CE (Reglamento general de protección de datos). La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que le solicitamos es para la que consta, así como para el envío de información relacionada con la Fundación Patronato Jesús Abandonado de Murcia. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. De acuerdo con los derechos que le confiere la normativa vigente en protección de datos podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de sus datos de carácter personal así como del consentimiento prestado para el tratamiento de los mismos, dirigiendo su petición escrita y firmada, acompañada de Documento de Identidad, dirigida a Fundación Patronato Jesús Abandonado de Murcia, Carretera de Santa Catalina 55, 30012 Murcia, o al correo electrónico director@jesusabandonado.org. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.